viernes, 30 de octubre de 2015

Bares qué lugares. Bigote Blanco. Albacete #1

Un asunto de trabajo me llevó a Albacete en donde estuve tres semanas y en la que cómo no me interesé (lo poco que me permitió mis horarios de trabajo) en qué nivel se encuentra la cultura cervecera en esta ciudad.

No sabía lo que me iba a encontrar pues daba por hecho que me iba a uno de los centros neurálgicos en lo que el vino se refiere, además el hecho de tener un gran arraigo el hecho de "salir de tapas" limitaba la cosa bastante pues contaba que esas tapas si no iban a estar acompañadas de vinolo iban a estar de cerveza industrial.


Pero he aquí en la que uno navegando por la red se encuentra con un local en el que, sin descuidar esas tapas, también tiene un gran muestrario en cuento a cervezas se refiere. El Bigote Blanco es un local muy amplio, estando céntrico en Albacete, está fuera del radio de acción del centro neurálgico en donde se encuentran la gran mayoría de los bares. Cuenta con 12 grifos de los cuales cinco son rotatorios, los otros siete tienen cerveza más bebible para la clientela general y alguno dedicada a micros albaceteñas. El día que yo fui tenían pinchada la 69 American Ale y la 69 Red Ale de Chinchilla.


Aparte también tiene al fondo un par de neveras donde se pueden encontrar cervezas procedentes de Alemania, Bélgica, Estados Unidos y bastantes más referencias regionales y nacionales de las que se nos ofrece en grifo. El precio de las botellas no puedo hablar de algo generalizado pero la que me tomé (una alemana estilo Kellerbier) estaba a muy buen precio. En cuanto a las rreferencias nacionales destacan las micros de la zona pero también se puede ver alguna de la zona de Cataluña.

   
Tampoco es un local que descuida la cocina. Si bien sus tapas están dedicadas principalmente a embutidos y quesos, si queremos algo más elaborado también eso tiene cabida. Se elabooran platos de carne y pescado en muchas variedades y formas. Yo una de las veces que fui elegí para la ocasión unos torreznos, olvidándome de maridajes y de milongas, ya que estamos en la tierra en donde son todo un culto, que estaban buenísimos no, lo siguiente.

Con estos deliciosos torreznos la Siren
Dippy & The Equinox pasó a un segundo plano

La verdad que es un local que tiene su encanto y además, cuando hay una cierta clientela de todo tipo de edad que se atreve a pedir una cerveza negra (Bevog Baja) o una buena cerveza de trigo como si fuera lo más normal, da que pensar que la cultura cervecera, de la buena cerveza, va creciendo y afianzándose poco a poco en lugares en los que la misma ocupaba un segundo lugar y comiendo lentamente terreno al vino.



Dirección: Marqués de Villores, 25. Albacete 
Horario: de martes a jueves y domingos: 
de 12:00 a 16:30 y de 18:30 a 01:30.
Viernes y sábado: de 12:00 a 16:30 y de 18:30 a 02:30.
Lunes cerrado.
Facebook: /bigoteblancocerveza


No iba a poner más fotos pero tenía la obligación moral de poner esta última con la Baltic Porter Pohjala Ö Ö, de lo mejorcito que he probado últimamente, y una tapa de queso de la tierra que maridado con la cerveza era todo un manjar.


domingo, 25 de octubre de 2015

#LaRonda #36. El precio de la cerveza en los bares

Nueva convocatoria de #LaRonda y en este caso es Adrián desde Cerveza Rudimentaria el que nos convoca con el fin de opinar sobre el precio de la cerveza en los bares; haciendo también hincapié en el servicio ofrecido y cuidado del cliente/producto.


Soy de Madrid y vivo en Madrid y es sobre ello en lo que me voy a centrar con el fin de justificar lo siguiente: En Madrid es caro beber cerveza que no sea industrial.

Le pese a quien le pese, como siempre suelo ser, muy claro.

Ya no salgo mucho por locales y salvo algún viernes que por el hecho de salir antes del trabajo me permito alguna licencia y alguna escapada nocturna (el viernes fue la última desde hace tiempo) he de decir que si uno quiere disfrutar bebiendo cerveza tiene que ir preparando la cartera haciendo un buen desembolso al final de la sesión.

Que Madrid es más caro que otras ciudades es más que obvio y no es que lo piense yo sino que es un hecho más que fundado. ¿Justifica eso que tengamos que pagar un precio más alto por una cerveza que en otra ciudad, por ejemplo, llámese Albacete (ya que estoy allí por trabajo durante tres semanas) o Zaragoza?. Pues en parte sí. Sólo por el coste de alquiler del local se va una buena parte de gastos que pueda tener el propietario. Pero eso no debe nublarnos y pensar que todo vale. Pagar seis euros o incluso más por una pinta de cerveza española artesana me parece caro no, lo siguiente.

Hace poco uno de esos viernes a mediodía como comento fui a un local en el que la media pinta estaba en cinco euros y la pinta en ocho y medio. Bueno era canadiense, aún así... Vale que la cerveza está mejor en grifo que en botella pero no sé hasta que punto puede merecer la pena ir al local en el que probablemente uno no se vaya a beber sólo una o quedarse en casa bebiendo de esa misma cerveza en botella de 75cl. Vamos que ni que la hubieran traído a remo.

El servicio ofrecido. Si voy a un local cuento ya, al menos por mi parte, que el servicio es bueno y las condiciones de la cerveza perfectas. Cuando repito en los locales donde voy es porque pasa eso. Si habren un local nuevo, lo visito y si no me ofrecen lo indicado más arriba ya me han visto otra vez. Pero, ¿tiene el cliente que pagar que el local esté decorado con maderas de teca, que tenga 20 grifos y más aún que figure entre los mejores sitios cerveceros no sólo ya en su ciudad sino en el mundo?. He visto que no son solo los locales los que se aprovechan de esto sino también alguna tienda, brewpub, etc.

No me vale que me digan que el propietario tiene que pagar además del alquiler, la luz, el agua, el coste de limpieza, el mobiliario, etc, etc, etc, porque pienso yo que cuando uno se enfrasca en un proyecto así son gastos que tiene que asumir y contar con ellos pero, por favor, sin que ello repercuta en un sobrecoste o un abuso a la hora de cobrar una cerveza.

Por otro lado hay una cosa que no me explico. En este caso voy a empezar la casa por el tejado. Montar un local en Madrid creo que es más que rentable. Como setas en otoño. Parece que se ha abierto la veda y aquí lo queremos hacer todo ipso-facto intentando llegar de la forma más rápida al mismo nivel que otras ciudades españolas, Barcelona sin ir más lejos. Pero hay una cosa que no entiendo: si hay muchos locales, ¿no hay más competencia?. Si hay más competencia... ¿por qué no bajan los precios?

En definitiva. Madrid es caro. Muy caro. A pesar de todo esto que se viene viendo desde hace meses no hay forma que disminuya. Ni que aparezcan más locales, ni que hayan más canales de distribución, ni nadap por el estilo. Cosa que me fastidia y hace que cada vez disfrute más de tomar las cervezas en casa. Yo no me puedo permitir, sin contar motivos familiares, el salir los fines de semana y gastarme un pastizal en cerveza en un local y no creo que sea el único que esté en esa situación. Por mi como si quieren subirlos más. Seguiremos disfrutando más en casa y si se tercia una salida, será una entre cien propuestas que tenga.

domingo, 18 de octubre de 2015

14 lugares cerveceros belgas que no se pueden dejar de visitar

Esta entrada viene ahora que estamos todos más que situados de vuelta de vacaciones y quizás pensando ya a dónde vamos a ir la próxima vez que podamos disfrutar de unos días de descanso. Quizás para el verano que viene o en una fecha más cercana como puede ser Semana Santa o para aprovechar un "puente". 

Hace unos meses la prestigiosa y conocida publicación digital VinePair, especializada en vino, cerveza y espirituosos, dio a conocer los catorce sitios cerveceros belgas que uno no puede dejar de visitar al menos una vez en su vida. Es difícil en un país como Bélgica con 200 cervecerías y el cual elabora tal cantidad de estilos, desde las cervezas por asó llamarlas de Abadía, como las Trapistas, las lámbicas, sours, las Belgian White, etc, concretar los mejores lugares para disfrutar de una cerveza pero ahí van:

Westvleteren Brewery

El santo grial de las cervezas, Westvleteren 12 llegó a ser prácticamente imposible de conseguir merced a las altas puntuaviones tanto en RateBeer como en Beer Advocate. Si bien actualmente no se puede visitar la fábrica, el centro de visitantes justo enfrente está abierto al público.



La Grand Place, Bruselas

La plaza central de Bruselas no solo es conocida por su belleza sino por sus numerosas cervecerías con terrazas en el exterior. Ya sea en invierno o simplemente una noche fría siempre se podrá degustar de una cerveza oscura en los plantas superiores de una de las casas gremiales reconveritas a cervecerías.


Brasserie Cantillon

Una de las dos fábricas de cerveza que se encuentran en Bruselas, de visita obligada si uno adora las Gueuze y/o las lámbicas. Los siete eros que cuesta el recorrido autoguiado merecen mucho la pena. Sólo cabe disfrutar de los aromas unicos de la fermentación espontánea así como las hileras de barricas para envejecimiento de cerveza. Y por supuesto el final con la degustación de dos o tres cervezas.


Rodenbach Brewery

Las visitas a cervecerías para un viajero cervecero con experiencia puede hacer que éste se sienta como cuando se visitan las iglesias góticas en un viaje turístico por Europa: vista una, vistas todas. Si alguna vez uno se siente así es cuando debe hacer una visita a la Rodenbach Brewery. Una fábrica que se especializa en barricas para hacer cervezas rojas flamencas diferente a cualquier otra jamás vista. Al decir barrica hay que referirse a una de las 300 barricas de roble gigantescas las cuales están disponibles para visitar en un tour de dos horas de duración.


Kulminator, Amberes

Kulminator ya de por sí es pequeño pero si se está aquí es por la cerveza con un enfasis en las botellas envejecidas. ¿Quieres tomar una cerveza envejecida duramte diez años de tu cerveza trapense favorita?, este es tu sitio. El matrimonio dueño del local son maravillosos anfitriones y están encantados de echar una mano ante tal lista de cervezas envejecidas si no hya mucha gente en el local. Si te ofrecen une cerveza para irse a dormir sólo hay que asegurarse de que realmente sea la cerveza de final de la noche.

 

't Brugs Beertje

Si el Kulminator es el sitio preferido en Amberes este sitio ostenta el mismo título en la pintoresca ciudad medieval de Brujas. Tan pronto se entra en este bar en donde se encuentran gran cantidad de cervezas envejecidas desde su inicio en 1983 uno se sentirá en buenas manos. Cuenta con un listado de 300 botellas de cerveza y unos cuantos grifos servidos por Daisy Claeys.


De Heeren van Liedekercke

Si se desea cenar en el De Heeren hay que invertir en un viaje en taxi para ir fuera de Bruselas. Se puede ir conduciendo pero eso arruinaría toda la noche de diversión que le espera a uno. No sólo hay que ir al local por la cerveza, posee media docena de grifos y 300 botellas, sino que también hay que disfrutar de la selección, con una favulosa colección de botellas antiguas de Orval. La comida es increible, muchas de las recetas elaboradas con cerveza.


The Hop Museum, Poperinge

A pesar de que las cervezas belgas son mucho menos lupuladas que las artesanales americanas el lúpulo sigue siendo un ingrediente esencial. Poperinge se encuentra cerca de la frontera con Francia y cerca de Lille, con estación de tren de alta velocidad. Es centro de la gran mayoría del lúpulo en Bélgica y por consiguiente es de recomendada visita. Además de las granjas la ciudad es el hogar el Hop Museum, una institución deicada a la planta del lúpulo. Si tiene suerte y haciendo una programación perfecta de la vsita se puede asistir al festival trienal de la cerveza y el lúpulo.


Moeder Lambic Fontainas

Esta cervecería es de visita obligada para los amantes de las lámbicas. A diferencia de la gran mayoría de grandes cervecerías que se pueden visitar en Bélgica el guión se invierte aquí en donde se le da gran importancia a los grifos (que no quiere decir que su lista de botellas sea despreciable). El lugar es tranquilo, relajado y tiene ambiente de barrio, todo lo contrario que el Moeder Lambic St. Gilles. Con respecto a este último es difícil pasar por alto la gran terraza de metal y vidrio que tienen al aire libre.


El Festival de Zythos

Es el más grande de Bélgica, cuenta con 100 stands en los que se sirve una increible variedad de cervezas locales en una cubierta de grandes dimensiones. Hay que mantener un ritmo al beber ya que es una oportunidad de probar todo tipo de ediciones limitadas y cervezas especiales que no se encontrarán en ningún otro sitio. Si se está en Bruselas en el momento adecuado para asistir al festival basta un viaje en autobús a la estación de Lovaina.


In't Spinnekopke

Este acojedor lugar se encuentra a un corto paseo de la Grand Place de Bruselas. La carta de cervezas no es muy grande como en otros lugares pero aquí se encuentran algunas de las excelentes cervezas familiares belgas a muy buen precio. No es el único lugar en el que se cocina con cerveza, no en vano ha estado cocinando de esta manera desde mucho antes de que se pudiera de moda. Se sugiere disfrutar de los mejillones en salsa de Maredsous con una guarnición de patatas fritas.


Duvel Moortgat Brewery

La fábrica de Moortgat es donde se fabrica la Duvel, propietaria de la Boulevard Brewing Co. y asociada con la Firestone Walker Brewing Co. Dicho esto podría parecer que se trata de una cerveza comercial pero la excursión bien vale la pena ya que en la sala de degustación se podrá disfrutar de una comida ligera junto con un número de cervezas de Moortgat, desde la mencionada Duvel hasta la Maredsous y la d'Achouffe.


A La Mort Subite

En este clásico con 100 años de antigüedad y con un nombre que se traduce como "en la muerte súbita" es muy probable encontrar tanto lugareños como turistas o eurócratas. Con filas de mesas muy juntas es fácil encontrarse entablando una conversación con el de al lado, especialmente cuando el local se llena. El nombre del local deriva de la Gueuze especial de la casa pero si ese no es vuestro estilo hay una buena lista de cervezas locales. de cualquier manera, la atmósfera hace que el bar bien merezca una visita.


Browerij de Dolle

Si se es fan de la cerveza artesanal estadounidense, este es el sitio apropiado, en la pequeña aldea de Esen. De Dolle Brouwers fue fundada en 1980, justo en la misma época que cmenzaba el movimiento craft estadounidense. Son pioneros de las versiones lupuladas belgas, que ahora se han hecho tan populares y tiene una historia de haber gestado creaciones realmente sorprendentes.




 *     *     *     *     *

Seguramente hay muchos más. Las varias veces que he podido visitar Bélgica en sus distintas regiones me ha enseñado que en cada rincón hay un sitio pintoresco, conocido o no, de culto o no,... en donde disfrutar de una buena cerveza. Estos son los que nos propone la publicación VinePair, apetecibles, ¿no?. Yo ya tengo 5 ticks; ¿y vosotros?.


Fte: Vine Pair July 23rd, 2015
      
* Todas las fotos tienen sus respectivos derechos de autor y todas ellas son de la página Vine Pair excepto la correspondiente al Festival de Zythos que corresponde a http://www.zbf.be/ 

jueves, 8 de octubre de 2015

International Stout Day 2015. Convocatoria

¡Ay que ver cómo pasa el tiempo!. Parece que fue ayer cuando convoqué mi primera patillada bloguera que no era otra que el International Stout Day 2014 (ISD en adelante). Ya ha pasado un año y yo casi no me he dado ni cuenta si no fuera por la gran cantidad de cervezas que han caído desde entonces. Dada la gran aceptación y poder de convocatoria que tuvo el año pasado queda convocado desde ya este evento a celebrar el próximo 5 de noviembre.

No hay foto oficial aún. Imagen de la web

Pero..., ¿qué es el ISD?. Es una celebración a nivel mundial de un estilo de cerveza tan propio y característico que así lo merece. Tiene lugar en los hogares, bares, cervecerías y locales diversos pero ante todo es una celebración de la reolución de la cerveza artesanal dentro de este estilo. Se comparten fotos, impresiones, etc a nivel mundial

Las 10 normas son facilísimas y son las mismas que el año pasado:

  1. Se puede participar con cualquier cerveza (una o varias) que esté dentro de los estilos: Baltic Porter, Porter, Imperial/Strong Porter, Stout, Foreign Stout, Sweet Stout, Imperial Stout o Dry Stout. Gran variedad a elegir, no quiero quejas. 

  2. Escribir sobre ¿por qué se ha elegido esa cerveza?; ¿qué sensaciones os ha proporcionado?; ¿cómo la conseguísteis?; ¿Tiempo de guarda?; una pequeña cata y/o cualquier cosa que se os ocurra. Cono si os ha dado llorera por el gran cervezón que habéis tomado.

  3. El día concreto es el jueves 5 de noviembre y ese es el día en el que tenéis que beber una cerveza dentro de los estilos que os comento más arriba. Además me tenéis que hacer creer que cuando publiquéis vuestra entrada os la habéis bebido ese jueves y no otro día teniendo en cuenta el cercano fin de semana del 6, 7, 8. Me espero alguna trampa pero haremos como que no me doy cuenta.   

  4. El plazo para escribir las entradas en los blogs es hasta miércoles 11 de noviembre a las 23:59 hora española. Hay una semana de plazo desde el día de autos.

  5. Para publicar la entrada se puede hacer de la siguiente forma:
    1. Para todo aquel que tenga blog lo puede hacer en el suyo propio; o,
    2. Para el que no tenga blog lo puede hacer via Facebook; o,
    3. Mandándome a mi el texto y seré yo mismo quien publique el texto en mi propio blog. En el caso de esta modalidad no es raro que las entradas salgan a posteriori una vez publicado el resumen con el fin de no acumular entradas en el blog en pocos días.

  6. En FB voy a crear un evento que se va a llamar International Stout Day'15 - Spain. Os pido que el anuncio para comunicar que habéis escrito vuestra entrada lo hagáis por esta vía, anunciándolo en dicho evento. Si no..., también crearé un Hashtag: #ISD15Spain para más facilidad, y ya que a alguno les gustan tanto y están tan gracioso con los mismos. Todo ello con el fin de que no se me olvide ninguna entrada de las publicadas.

  7. Así mismo, con el fin de tener un listado, que iré actualizando conforme la gente se vaya apuntando, sí os pido que al igual que me proporcionáis el nombre y/o nick me digáis por medio de qué modalidad (Blog, FB,...) lo vais a publicar.

  8. Tenéis de plazo para apuntaros hasta el domingo 1 de noviembre. Ese día publicaré una entrada con todos los participantes y medio de publicación. Como ya he dicho en el punto 2 hay de plazo para publicar hasta el miércoles 11 de noviembre.

  9. Yo una vez cerrado el plazo en torno a un máximo de 10/12 días después me comprometo a publicar el resumen de lo que ha sido dicho día para todo aquel que se hubiera apuntado.

  10. A la entrada, comentario o lo que penséis hacer se agradecería que añadiérais una foto para el resumen que haga.

Creo que ese es todo y no me dejo nada en el tintero. Tan solo decir ánimo a la gente y a ir poniendo las botellas a enfriar. Os dejo en enlace de lo que fue el resumen final del año pasado para que vayáis calentando motores: International Stout Day 2014.

sábado, 3 de octubre de 2015

Espacio M125 en el Cuartel Conde-Duque

Este año Mahou cumple 125 años de historia desde que fue fundada por los Hijos de Casimiro Mahou Bierhans allá por 1890. El padre le trajo a Madrid su enlace con la madrileña Brígida Solana y funda la Gran Fábrica de Colores al Temple y al Olio hasta 1875, año en el que fallece. En mayo de 1890 mahou servía hielo en barras procedente de su fábrica de cerveza en el que se vendían una gran variedad de productos. No en vano era la "Fábrica al Vapor de Colores, Barnices y Hielo Fábrica de Cerveza". 


El éxito de la cerveza hizo que el resto de productos quedaran en un segundo plano dejando de producir barnices y colores en las primeras décadas del S. XX. La primera fábrica se construyó en la cercana calle al Cuartel del Conde-Duque Amaniel nº 29 con la sucursal principal en la calle Jacometrezo. El equipamiento de la fábrica llega procedente de Alemania entrando en España por el puerto de Valencia y desde el inicio se elabora cerveza tipo pilsen con el agua canalizada del recientemente inaugurado Canal de Isabel II, lúpulo procedente de Nüremberg y malta de los campos de Aranjuez. Para todo ello la empresa se hace con los servicios del maestro cervecero alemán Konrad Stauffer Ruckert.

Zona interactiva

Espacio para catas de la gama Casimiro Mahou

Y así después de 125 años hasta nuestros días en los que Mahou no sólo ha tenido gran repercusión dentro del panorama nacional sino también internacional. Es por ello esta exposición la Sala de Bóbedas del Cuartel Conde-Duque en el que la empresa nos muestra de forma interactiva parte de su historia.



En el mismo espacio también tienen lugar catas de cervezas, tanto de la gama de Casimiro Mahou como las del grupo cervecero no encontrándose sorprendentemente fechas disponibles hasta final de la exposición.

La exposición se queda muy corta para lo que esperaba. Creo que los 125 años de historia se pueden celebrar de la misma forma pero con mucho mejor material inédito que tienen en su museo: como por ejemplo la botella de más de 100 años de su antigua fábrica de Gibraleón. Aparte de mucho más material de colección que no sólo harían las delicias de coleccionista de material cervecero sino para el público general madrileño que rápidamente identifica esta marca cervecera como suya propia. En esta exposición tan solo se muestran botellas antiguas de los años 70 de Mahou, esto es, el típico "botijo", alguna de San Miguel y algo de Solán de Cabras a quien pertenece la más antigua allí expuesta, del S. XVIII.

Sin duda que me quedo con la que hicieron hace unos años y de la que di cuenta en este mismo blog.