domingo, 2 de diciembre de 2018

De cervezas por Valencia

Que tenía ganas de ir a Valencia en plan cervecero era más o menos 'vox populi'. Que encima me viera, en las pocas horas que estuve, con dos personas a los que considero grandes amigos eso es innegable. Que para redondear las poco más de 24 horas que estuve, con un encuentro de coleccionismo es de ser un viaje aprovechado a tope y con vistas a repetir más pronto que tarde.

Viernes 9 de noviembre, festivo en Madrid, no trabajo. Tengo idea de salir por la mañana tranquilamente de Madrid y llegar a VLC con margen y a mediodía como para hacer unas visitas obligadas y de rigor.

Al llegar a VLC y antes de hacer el check-in en el hotel voy a La Boutique de la Cerveza a ver, como he dicho más arriba, a Txema. No le iba a ver más durante mi estancia allí debido a un viaje organizado hacía tiempo por su parte así es que era "entonces o nunca". Allí me encuentro también con Juan C. Cortón, coleccionista de etiquetas que asistió a la primera parte del encuentro de coleccionismo (la visita a Tyris) y luego el resto del fin de semana lo dedicó al "japoneseo". No duró mucho mi estancia allí debido a mi intranquilidad por haber dejado el coche en un vado. No obstante nos dio tiempo para hacernos la foto de rigor, instándole a Txema que me pasaría a primera hora de la tarde para comprar alguna cosa que ya le había echado el ojo.

Voy al hotel y después del check-in caigo en la cuenta que le tenía que haber preguntado a Txema algún sitio para comer y si puede ser acompañar la comida con cerveza artesana. Como opciones tengo un vegano con Nomada y una cafetería-librería con menús con Tyris. Segunda opción, lo tengo claro. 

El Ubik Café situado en pleno Ruzafa en la calle Literato Azorín, es un local muy tranquilo. A la hora a la que fui la cocina estaba a punto de cerrar así es que sólo me permitieron elegir medio menú. A primera vista ya sentado en la mesa me pareció un local muy curioso: estanterías repletas de libros y al lado mesas donde comer..., pero también para pasar la sobremesa. Mucha gente joven, principalmente extranjera,  con ordenadores propios; otros tomando ya café o té; yo empezando a comer. Para elegir opto por un "Timbal de ternera con huevo duro y espinacas" y de postre "Salami de chocolate". Ambos platos riquísimos, especialmente sabrosa la carne con trocitos de espinaca entre medias. El postre de chocolate con trocitos de galleta que para nada hacían que se hiciera pesado. Soy muy poco de chocolate pero este postre estaba brutal y literalmente voló del plato. Para mojarlo todo una Tyris Amor Amargo. Muy buena impresión percibida de este local a precios muy ajustados.

Apenas unos metros más adelante en la acera opuesta en el número 8 se encuentra el Restaurante Copenhagen. Un local de diseño y a la hora que entré, sobre las 17:00, casi vacío. En este caso no puedo opinar de la comida pero sí de la cerveza. Aparte de tener un grifo de cerveza industrial mezclando un diseño modernista con arabescos puedo ver unas tres o cuatro artesanas locales y una selección de unas 7 u 8 Nómada. Me quedo con las ganas de beberme una cerveza para digerir la comida, preferiblemente con alta graduación. Al no tener nada dentro de esa gama de cervezas opto por una Nómada Revontulet. Sin estar mala la encuentro mejorable.

Casi ya iba a contrarreloj con todo lo que tenía que hacer a lo largo de la tarde y ya estaba en lo que se suele decir en ese periodo de tiempo de "media-tarde". Vuelvo de nuevo a La Boutique de la Cerveza. Ya sabía que no estaba Txema pero me encuentro con Paco Morrió, reponiendo las dos neveras que tiene la tienda con latas y botellas dentro del estilo IPA. No 'Hazy', no 'Session',... IPAs como Dios manda, como le gustan a él. En uno de los estantes veo una botella que me llama la atención. La cerveza perfecta que estaba buscando minutos antes: la H2ÖL H2Stout Imperial Caramelet Stout. Es una cerveza muy compleja, uno se da cuenta de ello desde el primer trago. Predominio de fruta madura, ciruelas pasas, higos secos, café, maltas tostadas, caramelo quemado. Compro unas botellas y unas latas y me voy al hotel que ya llego justo a mi siguiente compromiso.

Una ducha de rigor y rápida para coger el coche e ir a Paterna a la fábrica que tiene Tyris en el Pol. Ind. Fuente del Jarro (C/Ciudad de Sevilla 16-18). Comienzan las actividades que forman parte de encuentro de coleccionismo de Celce. Al entrar al tap-room se nos ofrece cerveza a go-go. Cualquiera que quisiéramos, mayormente me decanto por la Amor Amargo o por la VIPA. Tras beber unas 4 o 5, quizás 6, medias pintas tocaba visita a las instalaciones bajo la dirección y explicación de Daniel Vara, uno de los co-fundadores de Tyris. Impresionante proyecto con una producción de 1200M de litros, aunque la pregunta que le hice casi al final del 'tour' se quedó un poco en la nebulosa. A saber: teniendo en cuenta que Tyris está en supermercados -lo adelantó en uno de sus comentarios- y con la premisa más que conocida del poco cuidado de las grandes superficies hacia un producto como este ¿cómo afronta Tyris este aspecto y si da alguna exigencia/explicación a la gran superficie de cómo deben cuidar el mismo?. Termina el 'tour' y me tomo una última rápida pues ya tenía varios mensajes del mega-crack Kamon IPA.

Tengo que llegar al hotel, aparcar el coche, buscar un cajero,... y todo con un atascazo por choque múltiple al final de la Avenida Ausias March en donde tenía mi hotel. Le doy una estimada y mientras espera en el H2ÖL Craft Beer Lab va encargando una pizza en Pizza al Trancio. Llega el taxi, tengo ganas a la vez que espectación. No veo a Kamon desde el último Noblejas, octubre de 2016. Abrazaco, fuerte..., muy fuerte. Me presenta a la gente del local, a la pizarra de cervezas, buena y variada, y a la pizza que nos estaba esperando. Foto de rigor al pedir la pinta, en mi caso una Edge Hoptimista y antes de comenzar a comer. La pizza muy buena y me como las dos primeras porciones como si no hubiera un mañana. La tercera también entra sola. Interesantes conversaciones centradas en la controversia del último Beermad así como de los blogueros que anteponen los ideales de una gran marca cervecera a los del mundillo craft. Recordamos varias veces anteriores encuentros, entre ellos el mas arriba mencionado Noblejas, cómo ha cambiado todo...

De allí nos vamos al Olhöps. Muy cerca, un breve paseo por esa zona de la ciudad de Valencia que tanto ha cambiado para bien, para pasar de un barrio ¿"marginado y abandonado", serían adjetivos apropiados? a un barrio donde los precios de las viviendas se han disparado, junto a la proliferación de locales hosteleros a partir de la reconstrucción de edificios. Gentrificación se llama esto. De camino al Olhöps Kamon se para en seco y me dice riendo algo así como "mira ese el hotel de Israel... siempre que viene se aloja en ese sitio porque está al lado de Olhöps". Igual que tú, contesto, en Zaragoza alojándote en el Ibis al lado del Beer Corner. Risas con lo ocurrido el verano pasado.

Llegamos al Olhöps. Nos sentamos en la barra, justo enfrente de los grifos, desde siempre mi sitio favorito en cualquier cervecería. Quizás sea por ver de cerca la cerveza al ser vertida sobre el vaso lo cual provoca cierto hipnotismo. Pizarra muy variada pero hay dos que desde el principio se me quedan grabadas, la primera una Omnipollo Nebuchadnezzar IIPA, media pinta. Seguimos. Esta vez Kamonsito se nos mete de lleno en la conversación. Como es él, tan atrevido como elocuente. De su desaparición y afortunadamente de su vuelta al mundo, principalmente dando su opinión crítica sobre las últimas noticias que han habido en las RRSS. De sus colaboraciones futuras... Siguiendo con festivales me comenta su experiencia de la pasada feria de Mediona. De cuando se encuentra con Carles de Agullons, o con Andrew de Dougall's y cómo es su reacción, incluyendo documentos gráficos de ambos momentos. Me parto... 


A todo esto ya había pedido la segunda opción del local: la Omnipollo Agamemnon Maple Syrup Imperial Stout. Birrotazo que apunta a mi top anual. Una cerveza que entra sola por su sedosidad en boca, todo muy bien integrado. Aparte pruebo un trago de la que se pide Kamon, la misma que me tomé por la tarde en La Boutique de la Cerveza pero en este caso la H2ÖL H2Stout Caramelet Stout Barrel Aged. Prefiero la que está sin embarricar. Me cuenta de otros locales cerveceros de obligada visita para mi próxima vez que esté en VLC y él mismo se ofrece de mi 'cicerone'. No hay mejor, pienso y me intento autoconvencer que tendré que volver en breve. Nos toca hacer las fotos de rigor. Para mi otro 'tick', en este caso muy especial. Para Kamon, otra foto más de las que tiene en el mismo rincon del Olhöps Hall of Fame. Toca despedirse pero había sido un encuentro único. Otro abrazo, más fuerte si cabe que el que nos dimos cuando nos vimos en el primer local de nuestra 'tourne'.

*    *    *    *    *

A la mañana siguiente las ocho y poco tocan pronto. Mi cama del hotel era tan ancha como larga. Eso quiere decir que era de unos 2 metros de largo (porque no sacaba los pies como me suele ocurrir algunas veces en otros hoteles) por otros tantos de ancho; pero yo las pocas horas de sueño que he dormido he estado en el mismo sitio sin moverme. Estaba realmente cansado al final de la noche. Me esperaba un día duro y largo. Desayuno algo en el hotel, poca cosa, hago el check-out y me voy de nuevo a Paterna. Ni rastro del accidente de la noche anterior en la avenida Ausias March. Ya en Paterna de nuevo reencuentro con coleccionistas y grandes amigos procedentes de BCN: Edu, José Luís, Mikel; pero también de otros sitios de España: Edu de Castellón, Sebas de Murcia. El encuentro en sí se me da muy bien. Hacía tiempo que no era de provecho y en muchos de los últimos casos me volvía a casa con no más de 15-20 posavasos. En este caso fueron unos 70, no sólo de España sino también de paises exóticos, lo cual me tuvo ocupado a la postre unos días subiéndolos a mi web (muy pronto haré su presentación pública por este mismo medio). 

Acabado el encuentro tengo que volver a VLC, comer un pincho de tortilla con un refresco de 'cola' en un bar abierto, ir a la Avenida del Cid para recoger a mis 'Bla Bla' y de vuelta a Madrid. El fin de semana había terminado.

domingo, 18 de noviembre de 2018

#ISD18España. La crónica

Un año más con esta patillada y de nuevo acabo desbordado. Dadas las circustancias personales del día de autos no pude hacer un seguimiento a todo lo que los participantes subían al evento. El caos, por llamarlo de alguna manera, surgió cuando ya en casa vi todas las fotos que se habían subido. De locos. Desde ya y a pesar de todo, un año más: MIL GRACIAS. Empecemos:

En esta ocasión tengo que abrir la entrada por Jorge Arza. Ya nos tiene acostumbrados a ello y es que como si de una carrera maratoniana se tratara, fue el primero que publicó foto en el evento de FB creado a tal efecto. Podría poner cualquiera de las nueve fotos que subió pero me quedo con la de BFM Cuvée Alex le Rouge la cual personalmente me encanta. No obstante he de decir que también se tomó (según las crónicas gráficas) la Drunken Bros Black and Deep 2015, 2016 y 2018, La Virgen/Laugar Gorila, Althaia Barlovento, Nomada Moose Islay, Baobeer Kpalimé y la To Øl Sort Maelk. Después vino un leve descanso y empezó con su particular #FFdA..., y por que no se juntaron con las fiestas de carnaval, ni de Pascua que si no ahí le tendríamos aún. Su 'morroskocueva' es interminable.

Ilse Wouters, simpática donde las haya y a la vez de entendida como la/el que más. Uno se queda boquiabierto cuando habla de, las mayoría de las veces menospreciada, cerveza británica que sigue las reglas de la CAMRA. No en vano ha participado como parte integrante-organizativo en algún festival de cervezas craft británicas. Cuanto más si habla de la cerveza belga, su tierra natal. Para esta vez eligió las holandesas De Kromme Haring / Nevel in den Ouden Waalvis, la De Moersleutel Je Moer op de Koffie, la Saltaire Triple Chocoholic y la Timothy Taylor Poulter's Porter. Todo ello para "ser el mejor ISD que recuerda".

La Birrangelización (término acuñado por Txema Millán hace años cuando los blogs, según algunos, eran algo serio) tiene estas cosas: de repente un compañero de trabajo te manda un wassup diciendo 'mira lo que tengo para el ISD, participo con una de ellas'. A saber: Brew by Numbers 03/07, la Anchor Porter y la Caulier 28 Imperial Stout; aparte de una Arriaca IRS. De las tres anteriores, Juanca Monato se decanta por la Anchor Porter, inmejorable elección. Para él, y para mi también lo hbiera sido si tengo que escoger de entre esas tres con el fin de re-probarla otra vez, "una negra espectacular".

Para mi siempre es una intriga lo que Miguel, del blog El Baúl de las cervezas, uno de esos blogs serios que comentaba más arriba, va a sacar de esa bodega para conmemorar este evento. Se presenta con dos opciones: la primera fue una Närke Romkaggen! Stormaktsporter 2016, "con muchas expectativas que en cierto modo no se vieron satisfechas" ya que "el envejecimiento en barricas de ron jamaicano resta protagonismo a la cerveza"; la segunda fue la Lost Abbey Serpet's Stout, con 5 años de guarda en su baúl fue una cerveza "realmente maravillosa" cono notas a "chocolate negro, madera, uvas pasas. Buena sensación en boca y alcohol bien integrado".

Entre las alegrías que me he llevado durante este año esta ha sido una de ellas el hecho que participara en este evento desde Vestjylland (Dinamarca) el mismísimo Jan Bolvig para mi es todo un honor. Y ¿quién es Jan Bolvig? se preguntarán algunos. Fonefan, en Ratebeer. La persona, no sólo de RB, sino en cualquier página similar, que tiene más valoraciones de catas realizadas con un total de 55829 (a fecha 13 de noviembre de 2018 a las 23:08). Por si no ha quedado claro: ha probado 55829 cervezas diferentes con su correspondiente rating en RB. Una auténtica pasada. Pues bién, Jan se presentó con una Perennial Prodigal. Este es un 'copypaste' de su rating en RB: "[As Perennial Prodigal]. Dark black black colour with a average, frothy-fizzy, good lacing, mostly lasting to diminishing, light brown to brown head. Aroma is moderate to heavy malty, dark malt, roasted, chocolate, coffee, dark fruit, barrel, licorice, alcohol, light wood. Flavor is moderate to heavy sweet and moderate bitter with a long duration, chocolate, coffee, sweet malt, dark malt, dark fruit, roasted, alcohol, barrel, licorice, cocoa, light wood. Body is medium to full, texture is oily, carbonation is soft to flat, finish feel is light to moderate alcoholic. 8-4-9-4-17"... y así con todas hasta las +55K. Como segunda opción se tomó la Seven Island / Sknipa Bare Handed Whiskey Barrel Aged Imperial Stout, la cual obtuvo 0.2 puntos menos que la anterior.

Adrián Mateos del blog Cerveza Rudimentaria nos amenazó el año pasado con presentar para este su primera imperial stout..., como así ha sido. El nombre de la susodicha es Black Squadron Imperial Stout. Una cerveza de "color negro... espuma canela... en la que en esta versión se le añadió semillas de cacao maceradas en whisky durante unos días. Notas torrefactas y frutas maduras de fondo... Intensa en boca". "Una cerveza para tomar poco a poco..." aunque según sus propias palabras "tiene margen de mejora". Comentar que la versión base de esta cerveza fue presentada en el 2º Concurso Homebrewer de Córdoba colándose a la ronda final. Para el próximo año de nuevo vuelve a amenazar de nuevo con una porter, como el año pasado pero añadiendo levadura líquida y semillas de cacao en mayores proporciones. Ya nos contará dentro de un año.

Turno para Mikel Pardo, coleccionista de posavasos de Barna. Apostando a lo seguro desde el principio la primera que se tomó fue una Montseny Malavida Imperial Stout. Le encanta esta cerveza desde el primer día que asistió a su presentación junto a las otras tres (Bourbon, Brandy y Chili). En el caso que nos atañe "con un envejecimiento de casi año y medio... espuma densa... y 11 graditos". Se segunda entre las elegidas fue la colaboración Reptilian / Espina de Ferro / As Lelou Mai Neim is Donald, "una porter bastante suave a pesar de sus 7.7 grados".

Otro coleccionista que se presentó a este tinglado es Juan C. Cortón, desde la otra punta de BCN, desde Pontevedra. Juan C. escogió una Santo Cristo 1917. "una IS de 11% de ABV madurada en chips de robla francés macerado en licor de guindas y gallego". Presenta "aromas torrefactos... un poco licoroso. En boca un ligero toque dulzón y torrefacto procedente de las malta"... "Se le hecha en falta un poco más de cuerpo". Nota final: "un notable".

Nos vamos a Alemania. Otro de los países desde donde la gente se ha dispuesto a celebrar esta patillada; más adelante vienen más. Como no podía ser de otra manera fue Paco Climent, conocido coleccionista insaciable de cristañería de cerveza y me aventuraría hasta decir también señalado con recompensa de búsqueda y captura en el 80% de bares cerveceros belgas, alemanes y holandeses o allá donde vaya. No le hace falta dejar en prenda sus zapatillas, ya se las apaña para salir del bar con 2 o 3 vasos cerveceros 'por la patilla'. Nøgne Ø /Terrapin Imperial Rye Porter. No la conozco pero vieniendo de estos oruegos seguro que está brutal como casi todo lo que hacen.

Sebastián Ramallo es uno de esos que crea una mala costumbre para que cuando uno ha cogido confianza le da un 'zasca'. Todos los años una cerveza dentro de los estilos propuestos  ha formado parte de un suculente menú diseñado por él (veasé entradas de la crónica del ISD de años anteriores). Este año no. Ha preferido beberse la cervezas en vez de cocinar con ellas. La elegidas fueron: Drunken Bros Black and Deep 2015, la del 2018 y la Espiga Blackcelona White Stout.
 
Los buenos de Fernando Sánchez y Dario Miller Beksinski lo celebraron juntos y como parece ser la noche prometía fue Fernando el que las subió al muro del evento "antes de que se le olvidara". Las elegidas para la ocasión fueron las Dark Horse Plead the Fifth IS y la Lost Abbey Serpents Stout. Dos cervezotes a cada cual mejor y de las que muchas veces se hechan en falta (sobre todo la Dark Horse).

Iñaki Ruiz es uno de los clásicos en cuanto a su participación y también es uno de cada referencia por la que opta da en el blanco. Como así ha sido con la Sesma Goxua Desert Stout, literalmente un "postre líquido". Como segunda opción se decantó por la Sesma Sacher Torte, "para los lamineros cerveceros".




Fran de la web cervecera "Factoría de Cerveza" es otro que llegado este virtu-evento se saca de la manga su cerveza que en este caso "llevaba más de un año esperando el mejor momento para darle salida". La AleSmith Speedway Stout "Recién abierta... ya empieza a mostrar sus cartas aromáticas... con café molido nada más abrir la lata". "Sabor tirando a dulce... con mucho café... de trago fácil, sedoso y mucho cuerpo". Sin duda fue una cerveza disfrutada al máximo aunque cometiera dos errores con la misma: uno, el vaso elegido, uno de pinta inglesa; y la otra el maridaje. En su opinión "un buen chocolate hubiera sido lo mejor".

Rafa López el día de la celebración se encontraba preparando para viajar a Bálgica a la mañana siguiente a un encuentro de coleccionismo en Hoegaarden. Aún así le dio tiempo como para tomarse dos buenas cervezas y cumplir con creces con el evento. La Brewdog Tokyo fue una de las que puso en el Evento de FB; la segunda fue la DeMolen Heaven & Hell Bowmore BA. Como fue un día muy liado para él escribe en Fb que los comentarios serán para otro día. Como aún sigo esperando los haré yo. La BD Tokyo fue una de mis Top cuando la probé allá por marzo de 2013. La DeMolen me la apunto que aún no ha pasado por mis manos.

Turno para Jose A. Ruiz Díez y con su apuesta segura a la hora de seleccionar su Naparbier Potemkin. Una de las Top españolas dentro del estilo y es que como él bien dice: "Al igual que los vinos de Rioja los clásicos nunca defraudan". Por otro lado Rebk Ruifernández eligió la Villa de Madrid Ziva #5.0 justificandose y comentando "es española pero la tenía muy a mano". Y yo la respondo, y qué. Si está buena y tú crees que es digna para ser recordada por los años de los años, ahí la tienes.

Un crack, amigo y buen conocedor de la cerveza, Luís G. Balcells es autor del libro "Cerveza: la bebida de la felicidad" y además se anima a participar en esta evento. Por su parte opta por la Althaia Barlovento Whisky BA. A merced de su comentario en FB destaca el toque ahumado de la cerveza. Otro gran amigo, Txema Millán, de la tienda La Boutique de la Cerveza de Valencia la primera que publica es la colaboración De Molen / Yria Oye! & Ohja! y diciendo en la 'post' a las 11:40 de la mañana del día 1 "la primera de la noche". O tuvo un lapsus temporal o conoce un after cervecero en VLC el cual me gustaría visitar más pronto que tarde. Su segunda opción fue la Beavertown Ger'onimo, Imperial Stout envejecida en barricas de Jameson de 18 años. (N. del A.: si la veo la pillo).

Al bloguero Rodrigo Valdezate del blog El Jardín del Lúpulo como dice en su publicación "nunca le falta una Imperial Stout en su nevera para cerrar el día". En esta caso fue la Monteny Malavida. No fue esta, sino la Bevog Baja la publicó en la entrada de su blog. La espuma es de "color beige, no muy abundante ni persistente pero si compacta y de burbuja fina". Destaca en nariz por sus "notas a café, chocolate negro. En boca por sus notas dulces sin llegar a ser empalagosa. Final con cuerpo y cremosidad".

Kenzabirra Oé tenía pensado tomarse una Evil Twin Biscotti Break pero unos encuentros familiares el día de autos le impidió llevar a cabo esa idea. Se tuvo que ¿conformar? con una Drunken Bros Black and Deep 2018 y una Laugar Aupa Tovarisch que pilló al vuelo para cumplir de refilón ya estando a día dos. Fue también la Laugar Aupa Tovarisch la elegida por José Mª de la Cruz, coleccionista de posavasos, dejando su granito de arena para este evento. Mientras que Ismael Sanchís opta por La Calavera Blue Blood Fuck You.

Por su parte Jorge Solana, conocido blogger (Cerveriana) y coleccionista de etiquetas de cerveza se dedicó a celebrar este International Stout Day con una marca holandesa que eso de las cervezas negras no se le da nada mal (no tanto las rubias...). Supongo que ya sabéis de quién hablo... De Molen; y además todas ellas pasadas por barricas. La primera fue la De Molen Hel & Verdoemenis Bruichladdich BA, con "ligero aumado, notas a whisky y chocolate negro y final semidulce". La segunda fue la De Molen Hel & Verdoemenis Port Charlotte BA con "escasa espuma y de presencia por barrica, con aroma dulzón, alcohólico y vinácea". Por utimo fue la De Molen Haken & Ogen Jim Beam BA con "notas dulces, a caramelo y una potente presencia de café. Siendo esta última la que más le gustó".


Si hay algo que me lleva ilusionando de la convocatoria y posterior participación en este evento es que el mismo trasvase nuestras fronteras como ya he comentado más arriba que pasó con Paco Climent y Jan Bolvig. También desde más lejos aún participó David Mateo Díaz el cual se encuentra trabajando en Irán pero que el día del ISD marchó a Georgia. Allí fue a un bar, el 9MTA, con de ni más ni menos 24 grifos (4 cervezas locales, 6 Stone Berlín, 4 Mikkeller y 10 Nøgne Ø). Las dos elegidas fueron la Mikkeller Bean Geek Session Porter de "trago fácil con sus 5.6% ABV con mucho chocolate y bastante café en retro". La segunda una Nøgne Ø /Kaapse Dark & Stormy, "una stout con jengibre, ron en el aroma y lima con 8% ABV, una delicia de trago corto para disfrutar".

Gontzal Araluce se fue a por una Laugar Aupa Tovarisch... Sí, ya van unas cuantas de esta cerveza, pero como bien dice "los clásicos siempre bien". Turno para Carlos Madrid, uno de los Administradores de Untappd para España no anduvo cojo y celebró este día con una Prairie / Evil Twin Bible Belt, la cual le recuerda a una Prairie Bomb. Es de "color negro como el tizón, espuma color beige. Huele a café y especias como pimienta. Entra dulce por el chocolate y fruta madura y final quemado pero en su justa medida". En una palabra: "potente".

Iñaki Vicente se tomó una To Øl Jule Mælk Cognac Edition. Una cerveza que posiblemente sea la mejor que ha tomado entre todas y que la conseidera "ES-PEC-TA-CU-LAR". Su segunda fue la North Brewing Full Fathom 5 "porter de café y coco muy buena". Para terminar la Cervisian Satanic Panic. Y Gerardo Otero Richiger, brewer de Four Lions, con una Lervig / Way 3 Bean Stout. Una apuesta segura de estos noruegos.

Llegan tres pepinos, tres. Empiezo con Pablo Sánchez que en Brew Wild Pizza Bar se tomó ni más ni menos que una Founders KBS (Kentucky Breakfast Stout). Continúo con Israel López que eligió una Jackie O's Dark Apparition. Por último en esta terna Iker Moreno y su Prairie Bomb.

Enrique R. Cantos ante un intento fallido con un estilo que no estaba permitido para el evento quiso darse otra oportunidad para tomarse una Medina / Brew Mafia / (VO) / Speranto Matacabras: "un pelín licorosa, con aroma y sabor a chocolate, resultando una excelente cerveza".

Andrés, uno de los artífices de La Tienda de la Cerveza (ahora bar) en su blog Dorado y en Botella nos propone la Drunken Bros Black and Deep 2018 con café de comercio justo y virutas de barrica de Bourbon presenta "notas a café, a chocolate negro, licorosas e incluso azúcar quemado y a medida que atempera aparecen notas a vainilla y arándanos. En boca es contundente, matices a café, madera, Bourbon. Final ligero, torrefacto con amargor balsámico. Compleja, densa, cálida, intensa, sabrosa".


Otro lote de más participantes. Empiezo con Modesto G. Corral, coleccionista de posavasos que se decanta por la Naparbier Potemkin siendo un "petróleo del bueno". Y continúo con Cristóbal Molina participando con una In Peccatum Death Crush y una Althaia Barlovento Whisky BA.

Julio Sánchez nos comentó que llagaba tarde pero yo creo que se le puede perdonar y más cuando se presenta con la seria Malavida de Montseny al completo. A saber de izquierda a derecha: Montseny Malavida Chili Edition, Montseny Malavida Brandy Edition, Montseny Malavida Bourbon Edition y la Montseny Malavida. Hizo una cata comparativa entre las cuatro. La IS base de las otras tres "muy densa con notas a chocolate, café, moca, vainilla...". La Bourbon Edition "más alcohólica, licorosa y dejando un calorcito en la garganta". La Brandy Edition "bastante más dulce, algo empalagosa y alcohol completamente escondido". La Chili Edition con un "toque picante justo que combina muy bien con el estilo".




 
Aitor Geobirrero fue a uno de los que pillé al vuelo usando un hashtag que no era el que yo había estipulado. No pasa nada, y más cuando se toma una Epic Big Bad Baptist, no sin antes sentir un poco de pena antes de bebérsela. En la cerveza en cuestíon "el coco es el protagonista en el aroma secundado de las notas a café y chocolate; de espuma caoba, cremosa. Su pso por boca no denota nada de alcohol".

Javier Castillo del blog Mundo Birruno se homanajeó con una Evil Twin Imperial Biscotti Break. Es una "cerveza muy opaca, de abundante, tupida y persisteme coronad e color beige. Notas muy marcadas a café en nariz; en boca resulta muy sedosa y agradable". Pero no todo fue bonito porque lo que no le gustó tanto fue el "no encontrar las almendras y la vainilla", las cuales forman parte de su receta. No obstante "un birrote de todas formas".


Otro de los que pillé al vuelo si no fuera por el posterior comentario de Jorge Arza al poner el hashtag correcto fue Pablo Carrillo. Tres fueron tres. La primera una Boga Black is Beltza, "una irish stout con el café y chocolate bien presentes y etiqueta promocionando la película de Fermín Muguruza" (N. del A. Aupa Kortatu, Aupa Negu Gorriak). La segunda una Maiken KKO: "una robust porter toque a cacao, leve amargor" si bien "la esperaba mas intensa". La tercera una Drunken Bros / Zarautz Black Dreams: "picante, sin apenas apreciarse el cacao, amargor leve dominado por la cayena".

Lázaro de "La Cerveza del Viernes" se tomó una de esas que vienen en botella pequeña, no, no es una edición limitadísima de Narke Kaggen sino la Calavera Medical Stout. Una cerveza de "color negro, poca espuma canela y de corta duración. Aroma a toffee y a tierra quemada o chocolate torrefacto. Sabor denso, cremoso, a cereal tostado que predomina para dar paso a un cacao puro y buen amargor. Final más seco y con matices ahumados".
 
Ya vamos acabando pero Unai Casado no iba a estar sin participar así es que que sepan las crónicas de las RRSS la primera que se tomó conmemorando el día fue la Falken / Titan Gose Bastards. Su segunda fue la To Øl Goliat Maple Bacon Edition y eso que en el Kitsch (donde se encontraba) tenía como opción en la pizarra una AleSmith Speedway Stout Jamaica Blue Mountain Coffee... pero es que no le gusta. En fin... para gustos...

Otro de los clásicos partipantes a este evento es Gonzalo Pérez del blog "Humulus Lupulus". Gonzalo destaca particularmente por poner los dientes largos de propios y extraños por las cervezas que le llegan. Y como no..., esta vez no iba a ser menos así es que, como si lo estuviera viendo, habrío esa cja donde tiene guardadas todas las botellas y eligió una acorde a la "solemnidad" del evento, una Bottle Logic / 3 Sons Fundamental Summation (Top 50 en RB). Una cerveza dominada por el café y la vainilla en barrica de Bourbon.

Por último un servidor. Este año no tenía ni cata vertical preparada ni alguna edición limitada. Además el día de autos fue un tanto ajetreado con visitas al tanatorio incluidas... El nombre de la cerveza escogida venía al pelo: Prairie Paradise. Como si lo hubiera planeado. Es una cerveza totalmente negra de espuma tostada y duración corta. Aroma a maltas tostadas, fruta negra madura principalmente pasas e higos con leves notas a coco. Sabor ligeramente dulce, sin ser empalagosa, notas a grano de café, buena presencia alcohólica, muy equilibrada. Leve amargor final con notas a cacao.




Esto ha sido todo. Doy por concluido el ISD'18. Pero como viene siendo habitual y no es para menos quisiera decir de nuevo MUCHAS GRACIAS a los 42 partipantes por mantenerme ocupado y dedicado unos pocos días al año en esta patillada. Hasta el año que viene... amenazo con volver.