miércoles, 22 de abril de 2015

40 años no son nada...

1975 fue un año de importantes acontecimientos que implicaron muchos cambios en los años posteriores. Vamos a ver unos ejemplos:
  • Margaret Thatcher es elegida presidenta del Partido Conservador en el Reino Unido.
  • En EEUU, Bill Gates y Paul Allen fundan la empresa Microsoft.
  • Finaliza la Guerra de Vietnam con la caída de Saigón.
  • Mozambique, Sto. Tomé y Principe y Cabo verde se independizan de Portugal.
  • EEUU lanza la sonda Viking I a Marte.
  • Marcha Verde en Marruecos.
  • Ernö Rubik patenta el Cubo de Rubik que había diseñado el año anterior
  • Finaliza la dictadura franquista y Juan Carlos de Borbón es proclamado Rey de España.
Pero no quiero cansar mucho al personal y vamos a lo que nos interesa realmente: algún tema cervecero.

Foto de aquí
El día 18 de abril de 1975 apareció la Anchor Liberty Ale. El motivo de la aparición de esta cerveza fue inspiración de un hecho heroíco que tuvo lugar el mismo día 200 años antes, en el 1775, durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Paul Revere, orfebre de profesión, fue uno de los elegidos para cabalgar hacia el interior de Charlestown con el fin de advertir a las milicias de Lexington y Concord que las tropas británicas llegaban procedentes de Boston. Durante la cabalgata fueron alertando adecenas de jinetes y estos a su vez a muchos más. Es en esta noche cuando se pronuncia la famosa frase: "Uno si por la tierra; dos si por la via marítima" ; refiriéndose a que colgarían un farol si las tropas británicas llegaban por tierra y dos si lo hacían por mar. Este acto patriótico es aún recordado como la Cabalgata de Paul Revere.

Foto de www.anchorbrewing.com
La cerveza Anchor Liberty Ale con 5.9% ABV utiliza únicamente lúpulos Cascade, tanto en el proceso de elaboración como en el de maduración (Dry-Hopping) dando como resultado un intenso aroma más cítrico, frutal y fresco.

Es considerada por muchos como la primera IPA americana tras la "prohibición", así como la primera cerveza monovarietal y la primera a la que se le ha añadido un Dry-Hopping. Por todo ello en la web de Anchor Brewing se puede leer que comenzó una auténtica revolución en el mercado microcervecero estadounidense.

Lo que sí parece claro, mirándolo de forma objetiva, es que es una cerveza que marca, que deja huella. Con su amargor sutil, más cercano a lo que entendemos por una Pale Ale de cierto aire británico que otras vecinas suyas de la costa oeste estadounidense.

Todo ello: el motivo/escusa de su elaboración y su posterior nombre; porque es una cerveza muy bebible en la que se nota cierto amargor nada molesto y agradable al paladar; por su innovadoras ideas a la hora de elaborar la cerveza (monovarietal, Dry.Hopping); por ser inspiración y referente de muchas otras y sobre todo por el aire de misticismo y leyenda que la rodea he querido hacer esta publicación y celebrar su 40 Aniversario.

Porque 40 años no son nada..., a por otros tantos y a seguir agradando el paladar.

viernes, 17 de abril de 2015

#La Ronda32. Pale Lager, estilo maldito

Otro mes la comunidad bloguera se pone de acuerdo para opinar sobre diversos temas que se nos va planteando. En esta ocasión es gracias a Rul desde su blog TortuBeer el hecho de que nos hayamos puesto de acuerdo para opinar sobre un tema que he oido comentar en muchos corrillos y que más tarde o temprano iba a salir a la palestra. Es en esta entrada donde se nos plantean dar nuestra opinión sobre el estilo Pale Lager. Un estilo que ya de por sí sólo por ver el planteamiento del título que nos propone para #LaRonda32 se da por hecho como un estilo como de segunda división. Vamos a ver si es cierto.

Muchas son las preguntas que se nos plantea en el blog de Rul, es por ello que para no dejarme nada sin decir voy a ceñirme a ese guión propuesto con el fin de poner las ideas en orden y no muy descabezadas:

1.- Malas cervezas ya de por sí o son las grandes industrias las que han desvirtuado el estilo:

Creo que han sido las grandes cerveceras industriales, y me dirijo a las españolas, las que han desvirtuado el estilo. Pienso que aquellas han creado una cerveza para beber en cualquier hora y cuanto más fría mejor, con el fin de que no se note las muchas carencias que tienen esas cervezas de baja fermentación que ellos elaboran.

2.- Movimiento en la industria de cara a mejorar "la rubia": 

Pues aquí voy a diferenciar. Las grandes creo que van a seguir haciendo la misma cerveza rubia siempre, no va a evolucionar porque precisamente no ha evolucionado en 100 años. España no tiene la misma cultura cervecera que otros países como la República Checa o Alemania, por citar a los dos grandes de la baja fermentación. Estos países son la cuna de estos estilos, nosotros los hemos adaptado a nuestras necesidades: el tomar una caña rápida con un aperitivo y después otra..., y otra.
Por otro lado las micros. Varias de ellas ya se han atrevido con estos estilos, tan difíciles de conseguir y en los que hay que cuidar muy mucho el agua utilizada. Naparbier, Dougall's y Sevebrau pudieran ser los más punteros (en mi opinión) con cervezas muy logradas. No obstante tampoco hay que olvidar Archi, Sagra por citar dos de mi "zona de influencia". Pienso claramente que hay mercado para hayan más que se animen a elaborar estos estilos tan maltratados por nosotros mismos.

3.- Lager = mala cerveza, fastdrink, refresco de barbacoa,...:

Desafortunadamentey muy a mi pesar ese estilo siempre a ser el patito feo de los estilos cerveceros. Por más que nos disguste siempre va a ser un estilo que va a estar ligado a pensar que es un estilo de segunda categoría (como digo más arriba). Como un refresco de BBQ. Personalmente prefiero beber otros estilos que tengan más personalidad en boca y que predomine sobre la comida tipica de BBQ. Por otro lado tanto como para tener el San Benito de mala cerveza no creo. También comento más arriba que se están haciendo muy buenos trabajos.

4.- Aspiración de Damm, San Miguel, etc, a que lancen algo parecido a una Pilsner Urquell:

Esto más bien lo veo como algo utópico. Medios tienen desde luego pero los intereses de estas grandes van más allá que convencer al público general con una buena cerveza. Hace unos años alguien muy afín a la Mahou de Alovera me dijo que una caña antes de salir de la fábrica costaba 0.15cts cuando en la calle se estaba cobarndo por ella 1.10-1.20€. Evidentemente les interesa más tener esas ganancias que convencer que elaboran una cerveza con personalidad como puede ser la Pilsner Urquell, la Spaten o cualquier parecida.

5.- Craft beer killed lager style:

Ójala que no y ójala cada vez haya más elaboradores artesanos que se decantan por este estilo. Bien es cierto que según comento más arriba, depende mucho de una buena calidad del agua, diferentes periodos de guarda, en definitiva más coste pero en cierto momentos lo que una buena lager proporciona al buen bebedor de cerveza no lo proporciona ninguna otra.

6.- Posibilidad de nuevas recetas para un estilo tan rechazado:

¿Aparte de las que ya hay?. Creo que es complicado, no obstante siempre se agradece el hablar con algún elaborador primerizo que en vez de optar por elaborar una IPA para su primera receta se decanta por una de baja fermentación, más bebible para cualquier momento: como es el caso de Zeta y su buena Zeta Hell que conocí hace un año más o menos y que tanto me agradó.

7.- Pale Lager, estilo maldito o maldito incomprendido

No me cabe duda: estilo incomprendido.

lunes, 6 de abril de 2015

Bares qué lugares. Express de Lyon. París #2

El Express de Lyon fue el segundo bar cervecero que visité durante mi estancia por tierras parisinas. Situado en la zona de La Bastilla, casi al lado de la estación-intercambiador Gare de Lyon tiene una posición privilegiada. Se encuentra haciendo semiesquina entre la transitada Rue de Lyon y el Boulevard Didedot.


Si no fuera por las numerosas marcas de cerveza que se muestran en su toldo y fachada este bar pasaría desapercibido para cualquiera ya que parece la típica Brasserie con su terraza en la acera cerrada para el cunsumo del cliente. Una vez que se entra la realidad es bien distinta. Con la barra al lado derecho llama mucho la atención el bullicio de gente. No en vano, en todo el tiempo que pasé dentro la clientela salía y entraba y siempre se mantenía con muchos clientes y la camarera sirviendo cerveza sin parar todo el rato.

La oferta que nos proporciona este local es bien variada en sus quince grifos, si bien la gran mayoría de clientes se decantaban por las cervezas de estilo belga; y más concretamente por la Tripel Karmeliet y la La Chouffe, de la cuales no se paraba de servir copas de 33cl. Aparte de las cervezas belgas también cuenta con una buena presencia de cervezas de Reino Unido en donde Beavertown se lleva una buena parte. Y además un par de cervezas de micros francesas las cuales fueron las primeras que me bebí.


El local como digo tiene muy buen ambiente, acompañado de buena música y el trato es afable y cercano. Todo un detalle que al pedir las cervezas me dieran a probar cada una de ellas sin tenerles que decir nada. No hacían con todo el mundo lo mismo pero ese aire que yo llevaba de Matt el Viajero (el tío de Gobo de los Fraggle Rock) fue lo que sirvió a la camerara a actuar como actuó.

En cuanto a las cervezas que allí probé la primera fue la Parisis IPA (región Île-de-France), una cerveza que llegaba muy fresca con sus notas intensas cñítricas y pomelo que le proporionan un muy buen amargor muy bien equuilibrado en todo el conjunto de la misma. La segunda fue la Garrigues La Frappadingue (región Languedoc-Roussillon), una muy buena IPA si bien no tanto como la anterior en donde en esta se notan leves notas a mandarina y lúpulos florales.


Una vez probadas las dos referencias francesas me decanté por la Beavertown Holy Cowbell India Stout en la que destacan las notas intensas a grano de café, chocolate negro y más levamente ceniza unido todo ello a un leve amrgor. La siguiente que ya que estábamos en territorio británico fue la Beavertown Gamma Ray con la que me llevé una pequeña desilusión merced a las buenas críticas que había leído de la misma y que a mi no me convenció tanto. No obstante cabe destacar sus notas cítricas, frutales y resinosas. Para terminar y con el acompañamiento de un tentenpié la Mikkeller Yuzu Glad I Said Porter en la que predominan sus notas a naranja, maltas asadas y café.

Un detalle a tener muy en cuenta que el precio de este local dista mucho del primero que visité y que ya comenté en esta crónica. Ciertamente muy recomandable, aparte del coste de la cerveza por lo bien que se 'respira' cerveza en el mismo, aquí os dejo la dirección completa:

Dirección: 1 rue de Lyon; 75012
Horario: de lunes a sábado de 06:30h a 00:30h.
Domingos de 07:30h a 00:30
Teléfono: 01 43 43 21 32
Facebook: /Express De Lyon



NOTA: debido al interés que en los lectores ha suscitado la procedencia de las micros francesas que pude probar en aquellos días y a los futuros viajes de los susodichosa diferentes zonas de Francia, he puesto de qué región procede cada una de las micros probadas y así lo haré en las sucesivas entradas.

sábado, 21 de marzo de 2015

Bares qué lugares. Brewberry. Paris #1

Por qué esperar más. Mi primer día en tierras parisinas, que no francesas, y se me presenta la ocasión por horario de ir a conocer el Brewberry Bar y el Brewberry Cave. Se encuentran situados muy cerca del Panthéon, en pleno Barrio Latino; concretamente en la Rue du Pont de Fer. Una calle semi-peatonal en la que a un lado se encuentra el bar y justo enfrente la tienda.

Empecemos por la Brewberry Cave que es donde pasé menos rato. 

La entrada parece una portuzuela de alguna taberna de principios de siglos pasado, muy bajo el quicio de la misma para dar paso al local tras bajar un escalón. El techo muy bajo, tallado en la propia piedra; estanterías a un lado y a otro que dan paso a una pequeña barra con cuatro taburetes situada al fondo del local.
Cuenta con una gran selección de cervezas, principalmente belgas, nórdicas y estadounidenses. Algunas de ellas ediciones limitadas. De esas que llevan un sello de cera de diferentes colores según del año del que procedan. En el local no se sirve cerveza de grifo pero sí que tiene una selección de alrededor unas veinte botellas metidas en refrigerador para tomarlas in-situ. Me sorprendió sobremanera no tuvieran apenas cervezas de micros francesas. Al menos frías para tomar allí un par de ellas de las más normalitas y en botella en las estanterías podría decir que no superaban los dedos de una mano. Difícil de creer y entender teniendo en cuenta que tienen más de 450 referencias diferentes.

Dirección: 18 rue du Pot-de-Fer; 75005 Paris
Horario: de martes a sábado: de 1400h a 2300h.
Domingos de 1200h a 2100h  
Teléfono: 01 43 36 53 92
Facebook: /brewberry

Con respecto al local, situado justo enfrente de la tienda como dije, en la misma calle, se encuentra en el número 11. La decoración es de aire moderno y tras superar una corta barra da paso a unas mesas pequeñas para sentarse. Eso en la parte izquierda y al fondo. En la derecha hay un espacio para tomar cervezas de pie; teniendo un poco de suerte sentado en un taburete.


Llama enormemente la atención que por detrás de la barra están escritas todos los barriles que están pinchados -como a mi me gusta-. Hasta veinticuatro; y sobre todo que entre todas las referencias haya ni más ni menos que cinco nacionales: tres de Naparbier, una de Laugar y una de Nómada.


Predominan las referencias nórdicas, ya sean colaboraciones o no. Sobre todo To Øl, Nogne y Evil Twin. El local cuenta con muy buena ambiente de fondo, con buena música, idóneo para poder charlar sin que uno se tenga que salir a la terraza anexa al local. En el área de comer se puede decir que está bastante bien. En mi caso me pedí una hamburguesa con la carne en su punto, muy tierna, con un buen acompañamiento si bien las patatas fritas un poco quemadas para mi gusto.


En cuanto a las referencias cerveceras -todas de grifo que es lo único que tienen- que cayeron esa misma noche fueron: Siren / To Øl The Tickle Monster, con gran intensidad en el amargor y leves notas acarameladas; la To Øl Brewberry No. 3, con una fuerte presencia de alcohol y leves notas caramelo; y la To Øl Eurodancer, con notas predominanementes frutales a mandarina, naranja y más levemente pomelo. Para terminar después de tanto amargor (y de tanto To ØL) no tuve más remedio que pedirme una Cantillon Iris. Todo sea por quitarme de la boca esas notas alfa-ácidas. Esa y no otra (jej jej) era la justificación.


La vista engaña..., y la foto también

Debo y tengo que decir que si bien la selección de cervezas era más que buena los precios estaban un poco subidos de onda..., española. Que cobren por 12,5cl de Siren Trickle Monster 4.25€ es una salvajada pero habiendo probado otras referencias de Siren a lo que se unía el buen hacer de los daneses To Øl; y habiendo parecidos tan buenas todas las probadas por ambas marcas esta no había que dejar de probarla... por cierto, no defraudó.

Dirección: 11 rue du Pot-de-Fer
Horario:  Martes a Jueves de 1600h a 0100h.
Viernes y sábado de 1600h a 0200h.
Domingos de 1600h a 2300h 
Teléfono: 01 45 31 12 28
E-mail: contact@brewberry.fr 
Facebook: /brewberrylebar

martes, 17 de marzo de 2015

Congreso de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (ACCE)


La Asociación de Cerveceros Caseros Españoles (en lo sucesivo ACCE) celebra su Congreso Anual entre los días 27 y 29 de marzo en la ciudad de Valencia. Esta Asociación que se fundó en el 2009 y que a día de hoy cuenta con 405 socios en toda España, concentrándose más del 75% entre las Comunidades Autónomas de Andalucía, Murcia. C. Valenciana, Cataluña y Madrid. 

Un nuevo Congreso tras los celebrados en 2011 en Barcelona, en 2012 en Murcia, en el 2013 en Sevilla y el año pasado de nuevo en Barcelona y entre las actividades están las de visitas a fábricas de cerveza artesana, talleres especializados, charlas, coloquios, degustaciones de las cervezas proporcionadas por los propios asistentes, etc. Esta vez, además, los miembros de la ACCE celebrarán su Asamblea General. A la misma vez se va a llevar a cabo el Concurso Anual de Cerveza Casera, centrado en el American IPA.

El objetivo de la ACCE está bien claro: promover la elaboración de la cerveza casera y artesana, desarrollar actividades concernientes a su afición y cualquier otra que se considere relacionada con sus fines. Con ese propósito aparte de celebrar las Asambleas Generales también se llevan a cabo otro tipo de actividades como son los viajes: a Bruselas en 2008 o a Düsseldorf y Köln en 2012. También desde 2011 se publica El Plimplón, revista de la ACCE y que los socios reciben en exclusiva tratando diversos aspectos, desde los procesos, a los equipos, visitas, estilos, etc. A su vez tienen en marcha un banco de lavaduras líquidas para promover el intercambio de cepas entre los asociados.

Aparte de todo ello cada dos meses tienen reuniones locales, como es el caso de los Cerveceros Caseros Valencianos (CCV) con una buena cantidad de miembros en las que además de la reunión se catan las cervezas elaboradas, se realizan catas a ciegas, comidas, talleres, etc. No en vano este grupo ha obtenido varios premios a nivel nacional:
Pero falta el 'Dónde'. En este caso en el Hotel Albufera de Alfafar (localidad cercana a Valencia). Toda la información la podéis encontrar en la página web de la ACCE o contantando por el e-mail valencia2015@cerveceros-caseros.org.

sábado, 14 de marzo de 2015

#La Ronda 31. Elaboradores Nómadas ¿si o no?

Esta vez es Adrián de Cerveza Rudimentaria el que nos paga una ronda. Nos propone un tema que podrá tener detractores y seguidores como en todo pero lo que parece ciertamente seguro es que cada vez son más los elaborades nómadas o gipsy brewers que están apareciendo.

Los gipsy brewers comenzaron allá por principios de siglo en Escandivia, más tarde surgieron por los Estados Unidos, Australia, etc. Son grandes exponentes de este moviemiento Mikkeller, Evil Twin, etc. Pero también los hay por España: Guinea Pigs, Populus, por citar alguno.

Y yo me pregunto. ¿Qué hay de malo en que un elaborador alquile las instalaciones de otro?. Abosultamente no hay nada de malo. Voy a intentar explicarlo como el que va a alquilar una casa:
  • Arrendador: en esta caso dícese de la persona que alquila su equipo a otro elaborador durante una temporada en que tiene parados dicho equipos o porque tiene un gran stock de cerveza elaborada y necesita parar la producción. Se va a ver beneficiado pues sus equipos siguen trabajando y se va a ganar un dinero por el alquiler de los mismos.
  • Arrendatario: dícese de la persona que alquila los equipos de otro elaborador que los tiene en propiedad. En este caso se van a producir tres efectos:
    • El gipsy brewer (arrendatario); no tiene fábrica propia y por regla general va a poner en marcha recetas más arriesgadas de cara al público en general porque la producción va a ser menor. Por contra va a tener que pagar por el alquiler de la fárica.
    • El público se va a ver beneficiado porque va a obtener cervezas más arriesgadas e innovadoras a la vez de variadas de un mismo elaborador gipsy que dependiendo qué cerveza va a elaborar se va a ir a una fábrica o a otra conforme a sus necesidades. Por contra va a tener que pagar un sobrecoste por la cerveza. Lógico por otra parte ya que al coste de la materia prima hay que sumarle una parte proporcional del alquiler de la fábrica.
    • El arrendador como he dicho más arriba aparte de ver sus equipos continuamente trabajando va a obtener beneficio económico.
  • El consumidor: ya lo he dicho más arriba enlazándolo con el gipsy. Va a salir beneficiado ya que va a obtener recetas más arriesgadas de un mismo elaborador que fabrica en varias micros. Eso sí con el añadido de un sobrecoste y con la premisa que van a ser producciones limitadas y/o no con cierta continuidad.
En definitiva. Creo y pienso que todos ganamos con los gipsy brewers. Así es que desde aquí animar más a este tipo de práctica tan de moda y tan usual por otros países pero que nosotros aún alguno hay que encuentra ciertas reticencias.

Y dejo una pregunta en el aire: ¿Por qué de esa manía de los elaboradores que alquilan sus equipos de no decir para quién producen?; ¿o es que viene de los gipsy que no les gusta que se diga que fabrican en tal sitio u otro?. Ahí lo dejo...

domingo, 8 de marzo de 2015

Vive La France!!!

Preparando ya todo el equipaje para el salir el miércoles rumbo a París y pasar allí hasta el 20. Serán 10 días en los que aparte de aprender todo lo que me van a impartir en un curso se intentará hacer una buena crónica de los bares y locales que me pueda encontrar en la capital francesa.

Quizás en diez dias no tenga tiempo de ver todos los locales que tengo marcados y aparte hacer un poco de "japoneseo". No hay problema. A mediados de junio volveré para estar allí durante cuatro semanas. Ahí remataré la faena que me deje pendiente.

Aparte de la crónica de los locales visitados, que haré uno a uno y no por días (en caso contrario terminaría en dos años de contar todo, me conozco...), tengo pendiente la entrada de #La Ronda. La escribiré desde allí inspirado y tomando una 1664 o mejor dicho con cualquier cerveza de alguna micro francesa.

Eso es todo de momento. Así es que... Vive La France!!!

Foto de aquí