domingo, 8 de octubre de 2017

Bares qué lugares. Café Falstaff. Maastricht #1

Uno nunca sabe cuando va a tener la oportunudad de conocer una nueva ciudad y que encima pertenece a un país "no pisado" hasta ahora, por increible que parezca... Mi estancia por motivos laborales por el este de tierras belgas propició el acercarme a la ciudad de Maastricht, la cual tan solo estaba a 20Km de mi campo base, Tongeren.

Lo primero que me llamó la atención en Maastricht es lo bien cuidada que está la ciudad, con amplias zonas peatonales y en donde la bicicleta como medio de locomoción particular cobra un protagonismo más que especial. Tras varios paseos por los sitios turísticos claves tocaba tomar una cerveza en alguna de los numerosos bares que tiene la ciudad, propiciado seguramente, por el carácter universitario de la misma.

No estaba en mis planes pasarme por esta ciudad en un principio así es que no tenía ningún plano ni dirección de algún sitio recomendado. Había que recurrir Ratebeer in-situ y sobre la marcha para ver aquellas cervecerías de interés. El Café Falstaff era el más cercano de donde me encontraba y no era mala opción, más si cabe cuando una vez allí tomando la primera cerveza me fijé que se podía cenar.


Esa primera cerveza que cayó fue la Viven Imperial IPA, cobriza, muy aromática con notas a cáscara de naranja y melocotón al final. Una delicia. Para cenar fue una hamburguesa que de que la vi lo tuve bien claro. La Trappistenburger era servida en pan de centeno, un buen y generoso trozo de carne y compañado de tomate, lechuga y queso trapista; que de ponerle algún "pero" sería la poca cantidad de este ingrediente principal el cual da nombre a la hamburguesa. La segunda cerveza fue una Boulevard Tank 7 Farmhouse Ale, una saison que se quedó un poco corta en comparación con alguna cerveza belga del mismo estilo.

Trappistenburger
En cuanto al local..., bastante amplio con aire entre moderno y algunos puntos clásicos. La barra a la derecha y mesas para cuatro al otro lado, con una amplia zona libre de mobiliario al fondo y un piso superior del cual no puedo dar ningún dato. Cuenta con una extensísima cata de cervezas de todos los estilos, principalmente belgas y holandesas, pero también norteamericanas. Todas ellas en diez grifos y en cuatro neveras repletas de botellas. También cuenta con una amplia terraza en la calle. Sin duda un lugar muy a tener en cuenta si uno está de visita en esta bonita ciudad.




Dirección: Sint Amorsplein, 6.
Horario: de lunes a jueves de 09:00 a 02:00.
Viernes y sábado de 09:00 a 03:00.
Domimgo de 09:00 a 02:00
Teléfono: +31 43 321 7238
Facebook: /cafefalstaff/

No hay comentarios:

Publicar un comentario