lunes, 1 de junio de 2015

Crónica del 7º FFdA. Uno más y sumando

Esto va uno que se echa a dormir la siesta y cuando se despierta tiene una revelación: el montar un evento patillero convocando a toda la parroquia bloguera con el único fin de compartir la experiencia de dar salida a cervezas que tenemos olvidadas en el fondo de nuestro armario (lease armario, pero bien podría ser trastero o similar).

Pues bien eso es lo que le pasó a Joan Birraire, ¿cuál fue tal revelación?, ¿qué pasó en ese impás de tiempo en el que estuvo dormido?, ¿a cuál dimensión espacio-temporal estuvo?. El caso es que una convocatoria más ha llegado y como otras veces no la vamos a desaprovechar.

En esta ocasión la experiencia la he querido enfocar de una manera diferente a las anteriores. Si bien las otras veces me he sacado de la manga rarezas cerveceras, muchas de las cuales no se podían considerar que llevaran mucho tiempo conmigo o no habían llegado a su fecha tope de consumo preferente. No ha sido el caso esta vez. Vamos a ello y veréis por qué. 

Dos, entre todas las cervezas que han caído a lo largo del fin de semana, son las cervezas que presento oficialmente al FfdA y de Barley Wine va la cosa. La primera es una Flying Dog Horn Dog Barley Wine. Lo primero que hay que hacer es fijarse bien en la foto. En la base de la botella figura la fecha de consumo preferente: 29.04.12, ¡¡tres años caducada!!. "No sé que ha pasado doctor, nonca me suele pasar esto". Tras un reordenamiento de la habitación donde tengo todos mis apechusques: mi colección de tan variada breweriana y demás; aparecieron unas cuantas cervezas entre las cajas. Esta es una de ellas.

En cuanto a la cerveza como se puede observar en la foto carece totalmente de espuma. Antes de este primer chequeo visual debo decir que al servirla en mi snifter preferido me llamó especialmente la atención el sonido al chocar contra las paredes de cristal (blup blup). Muy densa, no la recordaba tanto. Después de dejarla tomar temperatura un tiempo procedo con el resto.

En nariz sí que hay una alta presencia a notas acarameladas, muy atrayentes, frutas maduras y ligeros matices a vino amontillado. Carece totalmente de carbonatación y la primera sensación en boca confirma la impresión auditiva en cuanto a densidad de la cerveza. Notas dulces, a azúcar moreno pero sin ser empalagosas, muy maltosa, buena presencia alcohólica con notas a madera y toffee. Final con leve amargor en el cual se nota más aún la presencia alcohólica. También se nota un puntito dulce y tostado. Cremosa, densa y redonda en el paladar.

Resumiendo: una cerveza por la que los años no han pasado por ella.


La segunda elegida ha sido otra pasada de fecha, una Yria-Guinea Pigs! / El Oso y el Cuervo Quimera White IPA. Una bien conocida por todos los que participamos en el crowdfunding que tuvo lugar hace dos años y en el cual participando en el mismo para la consecución de un fermentador se nos regalaba a los mecenas una 'recompensa' según el aporte donado. En mi caso fue una caja de 24 botellas de cerveza de las cuales 20 eran de Quimera, dos de Estigia y otras dos de Banshee Bragot. La mayor parte de Quimeras di buena cuenta durante aquel verano de 2013 pero me reservé unas cuatro para ver cómo evolucionaba una cerveza que me gustó tanto entonces.

Al contrario que en el caso anterior estas sí que las tenía localizadas junto a otras que guardo a buen recaudo, experimentos cerveceros..., como ha sido este.

La cerveza se mostró de un color naranja oscuro, tirando a marrón; no la recordaba tanto. Muy densa, dejó una gran cantidad de poso en el culo de la botella. La espuma era de color blanquecino con una duración muy corta y que finalmente desaparece por completo. En nariz mostraba notas acarameladas con una alta presencia de maltosidad y muy leves notas resinosas. En boca era muy cremosa, mantiene las mismas notas acarameladas, ligeramente frutal y con una alta presencia alcohólica y notas a fruta madura. Densa, redonda y muy maltosa en el paladar.

Resumiendo: una cerveza por la los años han pasado por ella..., pero para bien.

*     *     *     *     *


Eso es todo lo que ha dado de sí el 7º FFdA. En esta ocasión nada de rarezas recibidas por correo, ni estridencias, ni exclusividades, ni nada parecido.

Ahora a esperar otros seis meses. Gracias Joan por convocarnos.

10 comentarios:

  1. Una Horn Dog guardada 3 años después de vencer su fecha!! Ya hace tiempo que no la veo por aquí, y sinceramente pinta genial! Me ha entrado curiosidad y antojo de una Gonzo (una de mis favoritas de F.Dog) también guardada, pero ya no se ven...

    En cuanto a la Quimera, la verdad no pensaba que pudiera aguantar tan bien. Una grata sorpresa.

    Sin duda, un FFdA distinto a lo que nos tienes acostumbrados, siempre con "negruras" y "bombas"... Pero muy interesante. A ver la próxima, seguro que no decepcionas... y con vistas al invierno, menos aún, jejeje! Un abrazo Jose!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Gonzo también está genial y es cierto que ni esta ni la Horn Dog las he vuelto a ver por aquí. Una pena.
      La Quimera no es que haya aguantado bien es que ha cambiado con el tiempo. La sorpresa fue mía al notar la cerveza más cerca a una Barley Wine que a otra cosa siendo de primeras una IIPA.

      Ya llegará el invierno, ya llegará y me desquitaré

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tres añitos caducada hehe... Lo que uno puede encontrarse escarbando por casa

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que queda por encontrar!!!, jejeje

      Un saludo

      Eliminar
  3. ¿APECHUSQUES? OMG, WHAT PALABRO NENE JOJOJOJOJO.
    EL BLUP BLUP QUE COMENTAS, MIENTRAS NO HAYA TROPEZONES, MOLA MUCHO JEJE.
    POR LA QUIMERA HA PASADO EL TIEMPO Y LA VERDAD ES QUE BASTANTE RÁPIDO, PESE A EVOLUCIONAR MUY BIEN, LO HIZO MUY RÁPIDO Y POCO QUEDÓ DE ESA CERVEZA REFRESCANTE DEL 2013, DE HECHO, EN EL MISMO AÑO YA TIRABA POR OTROS DERROTEROS. SIGUE ESTANDO BUENA, PERO LA PREFERÍA FRESCA.......Y PELIGROSA JIJI.
    ES UN BUEN EJEMPLO DE COMO EVOLUCIONAN ESTE TIPO DE CERVEZAS.
    VEO QUE TE HAS "DULCIFICADO" PARA LA OCASIÓN Y ES QUE LLEGAN TIEMPOS CALUROSOS Y TOLONEGRO APETECE MENOS..........HASTA LA NOCHE ;P
    UN SALUDO OSITO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no habían tropezones pero esa es la sensación que dio de lo densa que era la cerveza. La quimera la recuerdo bien el peligro que tenía cuando estaba fresca y es que no en vano tenía alrededor de los 9 grados.

      Ya llegará la noche, ya. Ya estoy preparando algo y quedan seis meses... Un saludo

      Eliminar
  4. La White IPA con tanto tiempo de primeras no me atrae demasiado, la Barley Wine tiene que ser una maravilla.
    Saludos Jose!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo no me refiero a que esta cerveza atraiga o no sino al giro de 180 grados que ha dado con el paso del tiempo

      Un saludo Gonzálo

      Eliminar
  5. La quimera me la tomé muy fresca y no sabia que seria tan delicioso leer sobre ella tanto tiempo después, la Flying muy rica ehh a veces no hace falta sacar cosas tan limitadas, solo saber sacar grandes birras como lo has hecho y darles un margen!! pero estoy seguro que para dentro de 6 meses ya nos deleitarás con alguna joyita!!
    Un saludo José!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Quimera como diga ha cambiado asemejándose a otro estilo muy diferente a lo que inicalmente fue. Estás en lo cierto, no hace falta sacar cervezas tan limitadas, sólo hay que tener un poco de paciencia y guardar alguna. A mi me cuesta, eso sí.
      Para dentro de seis meses tengo otra similar preparada que estoy seguro no me va a defraudar y prepararé alguna especial, claro.

      Un saludo

      Eliminar