sábado, 8 de septiembre de 2018

Personajes, ¿cerveceros?. Soldado Švejk

Švejk, Schwejk, Schweik, Sveik, Shveik,... si veis este nombre así tal cual a lo mejor no os suena de mucho. Si veis la foto de más abajo ya os será más familiar de haberlo visto en alguna mención en ciertas revistas cerveceras, en alguna de las muchas etiquetas de cervezas que usan su nombre y su imagen o por supuesto, que es a lo que me dedico, a los muchos posavasos que hay utilizando, como en el caso de las etiquetas, su nombre y/o su imagen.
 
El Soldado Švejk es un nombre ficticio usado en la novela Osudy dobrého vojáka Švejka za světové války; o literalmente: "Las maravillosas aventuras del buen Soldado Švejk durante la Guerra Mundial"; del escritor checo Jaroslav Hašek (Praga, 30 de abril de 1883 - Lipnice nad Sázavou, 3 de enero de 1923). Las traducciones al castellano de la misma han tenido cambios en el título original quedando en "Las aventuras del buen Soldado Svejk"(1) o en otras editoriales como "Las aventuras del valeroso soldado Svejk".

Jaroslav Hašek
Jaroslav Hašek empezó a escribir a muy temprana edad, inicialmente como articulista en el periódico de ideas anárquicas Komuna donde alcanzó el cargo de redactor jefe, así como otras publicaciones. Fundador a su vez del "Partido del lento progreso dentro de los límites de la Ley", caricaturizando al resto de partidos políticos y al propio sistema electoral. Se dedicó al robo y tráfico de perros creando falsos pedigríes y obteniendo dinero a cambio. Con cierta tendencia suicida (intentó tirarse en una ocasión del puente de Praga) fue hospitalizado en un psiquiátrico. Se alistó en el ejército austrohúngaro en el frente de Galitzia(2) el cual le sirvió de inspiración para su conocida novela. Posteriormente se unió al ejército ruso cuando su Unidad quedó aislada. De vuelta a Praga y una vez acabada la I Guerra Mundial comenzó a intervenir en política animado por sus ideales comunistas y nacionalistas.

Es a partir de 1920 cuando comienza a publicar las aventuras del Soldado Švejk, una obra dirigida al pueblo en su idioma natural, el checo. Tenía pensado publicar seis volúmenes pero su repentina muerte por tuberculosis hizo que sólo se llegaran a publicar tres, seguido de un cuarto volumen inacabado. Hašek dejó de dictar contenido de su cuarto volumen a su amigo Karel Vaněk el día 3 de enero de 1923.

"El protagonista de esta obra es un soldado pícaro y sin motivación cuyas peripecias durante la I Guerra Mundial muestran el sinsentido del conflicto bélico". A medida que uno va avanzando página a página del libro, se va dando cuenta o incluso duda como si se tratara de una obra autobiográfica. El Soldado Svejk también se dedicó al tráfico de perros en su vida antes de alistarse en el frente precisamente también en Galitzia.

Antiguo posavasos checo 
con la figura de Švejk
Es difícil adjetivar al Soldado Svejk pero en la novela uno se da cuenta de todo lo bonachón, inocente, simplón y por qué no, hasta un tanto estúpido y cretino que es el protagonista de la misma. A medida que se va avanzando en la lectura puede resultar hasta gracioso la gran capacidad que tiene Sveik de contar historias de la mucha gente que conoce, narrando sus aventuras y desventuras ya sea en su querida taberna del Cáliz, de camino a Budějovice o en el convoy camino del frente. Nada más lejos de la realidad. Uno mismo se va 'picando' y metiendose en el propio personaje haciéndolo como suyo propio para al final pensar que el Soldado Svejk no era tan estúpido como todos con los que se cruza y le juzgan, especialmente el teniente Lukas, sino más inteligente que todos ellos. Tanto es así, que al ser una novela incompleta por la muerte prematura de su autor por tuberculosis el lector se queda con el 'gusanillo' de lo que al final pasó con Svejk, el subteniente Dub, el glotón de Baloun, el cadete Biegler, etc

Dentro de la novela hay muchas referencias respecto a la cerveza. Desde el principio de la misma podemos saber que frecuenta muy a menudo la anteriormente citada Taberna del Cáliz, en donde discurren interesantes conversaciones; hasta cierto momento en que habla de más.... Otras referencias cervecera son:
  • El marido de la amante del teniente Lukas es comerciante de lúpulo.
  • En Combre y Woëvre se nos dice que hay tres fábricas de cerveza quemadas debido al conflicto bélico.
  • En los Vosgos la fábrica de cerveza Hartmansweiler que también es quemada por los rusos.
  • En Niederanspach, cerca de Mülhlhausen otra fábrica arrasada.
  • Lucha entre alemanes y belgas por tener el control de la fábrica de Klosterhoek.
  • Compra de sacos de lúpulo a las cervecerías hungaras de Sopron y Gran Kanisza.
  • Cierto alaborador cervecero que añadía cebollas a las cervezas que elaboraba debido a sus "¿cualidades saludables?".
  • La rocambolesta historia de un tonelero de la fábrica de cerveza de Uhřiněves.
  • Alguna referencia fechada en 1908 a la cervecería U Fleků y un encuadernador que la transitaba
  • Por no decir de las innumerables referencias a České Budějovice y otras ciudades cerveceras. 
Teniendo en cuenta todo esto no es extraño encontrar en muchos artículos de breweriana al buen Soldado Švejk junto a una jarra de cerveza o sencillamente posando. Pero en todos, todos los casos, su figura es inconfundble. Vamos a ver una muestra de algunas piezas de posavasos que poseo en mi colección de diversos países.


Budweiser para el mercado ruso.
Svejk no ha pasado desapercibido
ni tan siquiera para aquellos contra
los que combatió

También presente en posavasos de
la lejana Finlandia que es nombrada
en el libro por alguna batalla
















Bulgaria si bien no formó parte
del Imperio también ha sacado
algún posavasos
con su nombre
Polonia tampoco podía faltar
como componente, en parte, del
Imperio Austrohúngaro














Otro posavasos ruso de bonito diseño
con Svejk en uniforme de campaña


Hay muchos más, sobre todo checos. Estos son tan solo una pequeña muestra de posavasos dedicados a este simpático y singular personaje. Por último, no quiero dejar de pasar la ocasión de recomendaros este libro. No habla de técnicas de cerveza, ni de estilos cerveceros raros recuperados del pasado, etc; pero creo que sí es digno como para crear contenido con el fin de dedicarle una entrada en mi blog.

Salud y mucha birra...

(1)Este que me he leído yo ha sido editado por DEBOLS!LLO 4ª Ed. ISBN: 978-84-9908-249-3. Dep. legal: B-7407-2011. Tradución a cargo de Monika Zgustova.
 
(2)Galitzia: área justo al norte de los Cárpatos, al este de la Pequeña Polonia (zona de Cracovia), la Subcarpacia, Silesia y el norte y noroesta de Transilvania y la región rumana de Moldavia (Fte. Wikipedia).

14 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, desconocía este personaje. Voy a buscar el libro, sin duda. Gracias Jose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado... Es lo que tiene el coleccionismo que una vez llega el caso en el que te preguntas quién demonios será este tipo que sale en tal posavasos, indagas un poco y llegas a una de las mejores novelas de la escritura checa que se han editado.

      Un saludo y gracias por compartirlo

      Eliminar
  2. CIERTO QUE EL SOLDADITO EN CUESTIÓN SALE EN MUCHAS ETIQUETAS DE MI COLECCIÓN, AL SER UN PERSONAJE LOCAL CHECO NUNCA HABÍA TENIDO (NI BUSCADO) NINGUNA REFERENCIA SUYA. EXCELENTE ARTÍCULO, DE LOS QUE ME GUSTAN. QUIERO MAS JIJIJI. UN SALUDO ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo había visto alguna pero seguro que hay muchas más que posavasos.

      Eso de querer más, ya llegarán. Como bien sabes por tu propia experiencia (con tu serie del diseño de las etiquetas de algunos elaboradores) este tipo de entradas requieren mucho más tiempo que otras. A ver de quién se me ocurre la próxima...

      Un saludo

      Eliminar
  3. Leí el libro hace muchos años y me gustó mucho. Ahora mucho más :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esos libros que enganchan y más si le sumas eso de estar de alguna u otra forma ligado al coleccionismo. Lo malo de este es el estar inacabado, pero bueno..., también eso mismo hace más grande a este libro.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Qué curioso! No conocía la historia de este personaje pero sí me suena mucho.

    Un saludo!
    Mr. Lyn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil que te suen. No poca breweriana (posavasos, etiquetas, láminas e incluso nombres de cerveza misma) hay dedicada a este personaje.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Curioso post, la verdad. No conocía la figura ni a su creador, que por cierto... menudo elemento.

    Como siempre que se te lee, un placer aprender de usted!

    Salut!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un tipo que tendría que hacérsolo mirar; o, ¿quizás el resto de personajes que le rodean y salen en la novela?....

      Muchas gracias por tu piropo ;-)

      Un saludo

      Eliminar
  6. Yo por edad aún recuerdo la serie en TV que la hacían por la noche. Era muy divertida y con ese encanto de las cosas televisivas checoscolovacas de esa época

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una serie?, ya me has dicho tdo. a ver si la localizo por internet.

      Muchas gracias y un saludo

      Eliminar